martes, 21 de noviembre de 2017

TORTURA ELECTRÓNICA


La tortura electrónica son ataques hacia la víctima-objetivo empleados mediante armas electrónicas, como las armas de energía dirigida (armas de microondas y armas sónicas) y armas de control mental, con las que se manipula, incapacita, tortura y asesina (inducción al suicidio). Atentan contra los derechos humanos y, por tanto, su práctica puede ser perseguida por el Derecho Internacional.

Estos son algunos de los efectos que provocan dichas armas, algunos de los cuales he sufrido y sufro cada día:

-ganas de orinar y defecar. Ventosidades. Nervios estomacales.
-ahogo, toses y estornudos.
-dolor en heridas.
-presión y acaloramiento en cualquier músculo o en el pecho. Estimulación en ano y sexo (excitación sexual).
-problemas auditivos y dolor de cabeza.
-"lectura" de habla subvocal haciendo que oigamos voces o que tengamos síntomas de tinnitus. Introducción de pensamientos en la cabeza. Este ataque se suele perpetrar sobretodo de noche, a la hora de dormir.

Durante el día el contestador automático (el arma de "lectura" y que introduce voces en el cráneo) lanza pensamientos constantes de modo que dicta tu forma de pensar (introduce en la conversación los temas que le interesa hablar, por así decirlo, y que luego van a reproducir los acosadores en la calle y en comercios con el fin de desacreditarte y de hacerte sentir mal). Si contestas o hablas en voz alta de dichos temas vas ha estar discutiendo con el contestador automático mucho tiempo y va a conseguir empeorar tu salud mental y física.

El contestador automático es un arma que transmite sonido dentro de la casa o del vehículo. Si pones un aspirador o un ventilador oirás como acelera el habla (incita a ponerte nervioso) porque, al parecer, detecta nuestro tono de voz o ruidos estridentes. Si ponemos la TV o la radio se convierte en sonido parásito (si nos alejamos de los aparatos oiremos una serie de palabras, mayormente amenazas e insultos, que luego reproducen los acosadores en la calle y en comercios). UNA SOLUCIÓN: BLOQUEA TODO ORIFICIO DE LA CASA (TUBERÍAS, DESAGÜES, AIRE ACONDICIONADO, ETC.). Sitúa tu dormitorio o la cama cerca de paredes maestras (el sonido se cuela por donde puede), lejos de tabiques y de baños (váter, bañera y lavadero) o cocina (pica, campana extractora y salida de humos), no instales aires acondicionados, si tienes ventana en la habitación procura que sea de doble cristal, insonoriza la casa, aléjate de paredes o habitaciones colindantes con los vecinos a la hora de dormir, si puedes apaga la luz de la casa mientras duermes, etc.

Cualquier aparato electrónico de los vecinos (TV, radio o móvil) puede funcionar como arma contra nosotros. En los bloques de pisos hay maneras de que un vecino se haga oír en el piso de otro vecino. Esto posibilita que durante un rato puedan decir tonterías (suelen decir cosas en clave, no muy claras, pero de lectura fácil porque llevan alguna palabra o insinuación de cosas que hemos hecho durante el día, hicimos en el pasado o incluso cosas que debemos hacer en el futuro). El resto del tiempo ponen la TV o la radio. Si explicamos a un policía esto, tal cual como lo describo, nos dirá que son cosas normales (oír a los vecinos tirar de la cadena del váter, hablar a voces o escuchar la radio pasa en muchas comunidades), por eso es difícil actuar contra los acosadores dentro de tu casa. Si hablas con los vecinos no te harán caso o durante un tiempo dejarán de hacerlo para luego volver. También es difícil grabar los ruidos y el sonido electrónico con el que nos suelen atacar, sobretodo a la hora de dormir, porque no es registrable, ya que actúa a baja frecuencia.

sábado, 18 de noviembre de 2017

ALGUNOS PROCEDIMIENTOS DEL ACOSO GRUPAL


El acoso grupal va acompañado del acoso electrónico o tortura electrónica. Como detalla la Fundación STOPEG No a las Armas Electrónicas No al Acoso Grupal (stopeg.es), la víctima-objetivo es inducida a la locura y termina suicidándose, o bien termina ingresada en el psiquiátrico, o bien comete un crímen (resultado de un montaje). Esto se llama asesinato premeditado, y quienes contribuyen a ello son asesinos.

Algunos procedimientos del acoso grupal que he sufrido y sufren las víctimas-objetivos:

-privación del sueño mediante contaminación acústica, ruido de los vecinos y psicotrónica dirigida (directed energy weapons o DEW).

-aislamiento social. La víctima es repudiada por desconocidos, amigos e incluso familiares.

-acoso continuo, de modo que nunca estés solo/a. Pretenden que tengas sensación de no tener privacidad.

-acoso por parte de los vecinos. Música muy alta, ruido desde sus casas (se cuela por cualquier acceso a tu vivienda como tuberías o conductos del aire de baño y cocina) como conversaciones incoherentes y amenazas, tosidos o estornudos exagerados para volverte loco, portazos, etc.

-comportamiento grosero por parte de desconocidos. Ya sea en la calle o de empleados de un comercio. Suele ser por la espalda. Se trata de que pienses que tienes un problema mental o de que sientas impotencia por no poder responder a las groserías. Si te enfrentas hacen como si no hubieran existido.

-acoso laboral.

-difamación, propagación de rumores.

-comentarios sobre aspectos privados de tu vida por parte de desconocidos. Se valen de actos y comentarios que hayas realizado en tu vida a lo largo del tiempo que has sido estudiado (antes de convertirte en una víctima, estudian tu comportamiento) o que hayas compartido con familiares y amigos antes de iniciarse el acoso grupal e incluso durante el acoso.

-toques de claxon, empuje de sillas, rebote de pelotas, taconeo, recepción de llamadas telefónicas en momentos inoportunos o de correos electrónicos, ladridos de perros y otros ruidos que puedan convertirse en molestos. Pueden hacer que tu mascota se inquiete y ladre.

-seguimiento en vehículo. Ademán de colisionar con tu vehículo, seguimiento sin respetar la distancia en la conducción, frenados repentinos por parte del conductor de delante, peatones cruzando la calle por zonas no habilitadas para ello, etc.

-seguimiento a pie. Seguimiento a la víctima de una o más personas en la acera de enfrente y detrás de ella (haciendo ruido y comentando cosas relativamente privadas sobre la víctima e incluso amenazando).

Los acosadores también hacen teatro de calle. Provocan choques al cruzarse con las personas que vienen de frente, tiran olores (si eres sensible al tabaco u otros olores), etc. Provocan ruidos estridentes al pasar por una calle. Pueden ser cosas cotidianas pero si se repiten muchas veces, unido al resto del acoso, pueden ser muy dañinas para la persona.

-hacer o decir todo aquello que ellos hayan visto que te preocupa. Quieren provocar una reacción negativa en la víctima-objetivo.

jueves, 16 de noviembre de 2017

¿QUÉ ES EL ACOSO GRUPAL U ORGANIZADO?

Internet tiene varias web dedicadas al gangstalking. También hay víctimas falsas o farsantes que en realidad pueden ser colaboradores de este delito. Hay que tener cuidado a la hora de contactar con cualquiera que hable del tema y la información que recibamos de las distintas páginas (incluida las de las organizaciones o fundaciones que hay en defensa de la visibilidad y denuncia de este problema) hay que analizarla desde nuestra situación y no dejarse llevar por los nervios.

El acoso grupal u organizado (Gang stalking) es un delito,  muy poco visible y por ahora impune, cometido por un grupo indeterminado de personas vagamente asociadas, mucho menor de lo que parece pero que genera mucho estrés, que sin descanso invaden todos los ámbitos posibles de la vida de una persona de forma permanente, convirtiéndose en una práctica que sufre la víctima de forma cotidiana, con el único objetivo de matarla induciéndola al suicidio.

Antes, estos delincuentes provocan su descrédito (inducción al crimen, ridiculizar, crear situaciones comprometidas, llevar a la locura para que sea internada en un psiquiátrico, etc.) y su empobrecimiento (dañando sus propiedades, forzándola a gastar, etc.). Pero sobretodo es sometida a tortura a través de armas electrónicas

Detrás no está el Gobierno, ni servicios secretos ni agencias privadas de espionaje, o cualquier otra organización gubernamental del mundo. Entre los acosadores hay funcionarios (administrativos de ayuntamiento, policías, médicos, etc.) que actúan a título personal y que se hacen valer de su posición laboral para infundir miedo, confundir y culpabilizar a la víctima.

Utilizan técnicas de guerra psicológica, las mismas que se emplean en el acoso sectario, con el fin de debilitar al objetivo-víctima hasta conseguir su colapso físico y psicológico. Éstas se emplean de forma sutil y de manera que no sea demostrable, y en ellas colaboran personas próximas a la víctima como familia y amigos, y personas que usualmente no han tenido trato personal con la persona objetivo antes de empezar el acoso. Depende del secretismo y de la incredulidad del público y de los funcionarios públicos, por eso todavía es un delito impune en España. 

lunes, 30 de octubre de 2017

AYUDA A LAS VÍCTIMAS

Soy víctima de Acoso Grupal (gangstalking) y Tortura Electrónica en España desde hace años.

- En teoría, las víctimas u objetivos (Target Individual) son de por vida.

-Solo confía en ti. Vecinos, conocidos y familia están involucrados, en mayor o menor medida, en el Acoso Grupal y la Tortura Electrónica. Son minoría, pero hacen el ruido suficiente para que creas que todo el mundo colabora. Funcionarios públicos también colaboran a título personal. Detrás no hay ni el Estado ni ninguna organización o gobierno. 

-Su objetivo: tu muerte. Inducen al suicidio. Te desacreditan induciéndote a cometer un delito o difamando y ridiculizando, intentan arruinarte y te torturan electrónicamente (voces al cráneo, interferencia de radio, TV e internet con amenazas o estimulación electrónica) las 24 horas del día en el hogar y allá donde se pueda.

-El Acoso Grupal (gangstalking) y la Tortura Electrónica son hechos punibles en todo el mundo. En España quebrantan los derechos fundamentales recogidos en la Constitución y el Código Penal considera estos hechos delitos contra la libertad (Libro II Tít. VI), contra la integridad moral (Libro II Tít. VII), contra la intimidad (Libro II Tít. X) o contra el honor (Libro II Tít. XI) que conllevan penas privativas de libertad.